Cargando...

Cinco consejos para la crianza

Cinco consejos para la crianza

En ocasiones desde nuestro rol de padres y madres quisiéramos que existiera un manual con el paso a paso sobre cómo educar de manera correcta a nuestros hijos, desafortunadamente ese manual no existe, pero en esta entrada te queremos contar cinco pautas de crianza que pueden ayudarnos en esta labor.

Educar desde el ejemplo

No hay mejor pedagogía que el ejemplo, en la medida en que nuestro comportamiento, actitudes, formas de expresarnos y comunicarnos, son coherentes con el respeto, la empatía, la solidaridad y la calidez, enseñamos a nuestras chicas y chicos desde lo que observan en nosotros.

Reconocer lo bueno en nuestros hijos e hijas

Algunas veces en el afán de hacer mejores personas a nuestros chicos, nos centramos en hacerles ver sus limitaciones, con el ánimo de que mejoren. Sin embargo, es importante encontrar un equilibrio y reconocerles sus avances, cualidades y esfuerzos.

La mejor recompensa y reconocimiento, es hacerles saber lo que aportan desde su crecimiento a la familia y a los demás.

Corregir llevándolos a que asuman la responsabilidad frente a sus actos

Frente a esto, lo más importante es no dejar pasar por alto las faltas que comentan, ya que son oportunidades de crecimiento, por ello, lo ideal es conversar con tu hijo para que sea el mismo quien identifique cuál fue el error y asuma desde allí su responsabilidad.

Establecer límites claros

Dejar en claro el papel que cumple cada persona en la familia, ahorra desgaste y malos ratos, por esto madres y padres deben establecer límites claros y estar aliados en la educación de sus hijos, siendo quienes lideran, guían y son modelo desde la autoridad y el ejemplo.

Enseñarles a ser libres

El principal objetivo de todo padre y madre, debe ser trabajar porque sus hijas e hijos sean totalmente autónomos, y capaces de entregar lo mejor de sí por el bien de los demás, cuidándose y amándose en ese proceso.

De acuerdo a esto, se enseña la libertad, llevando a chicas y chicos a la reflexión constante de la trascendencia de sus actos sobre la vida de otros, así como de las responsabilidades que deben asumir y su capacidad para entregar sus potencialidades y hacer la diferencia.

Más allá de estas cinco pautas de crianza, es clave que comprendamos que la educación de nuestros hijos e hijas no hay formulas mágicas, se trata de un proceso y ese proceso tú también puedes aprender. Siempre que quieras profundizar o hacernos una consulta en particular, recuerda que puedes escribirnos.

Escríbenos.

Darlen y Oveida

Compartir en redes sociales
Participe y comente esta publicación